AMOR

De pequeños nos han programado para formar parte de una sociedad organizada. La mayor parte de todos nosotros en todas partes del mundo formamos parte de continentes, países, regiones, poblaciones, barrios, y familias. Y nos han hecho creer que seguir esas directrices generación tras generación nos hará felices.

Pero no tienes por que ser igual al resto del mundo, si hay algo dentro de ti que señala en otra dirección. Escucha esa vocecita… Solo hay algo que si que tienes que tomar en tu vida, y eso son: DECISIONES ¿Por que se supone que tienes que pasarte la vida buscado tu media naranja? ¿No crees que deberías ser tu primero una naranja entera?

Tal como hemos ido creciendo hemos sacado a la luz una parte de nuestra personalidad, pero hemos ido ocultando cada vez más otra parte muy importante. Otro “personaje” que ha escondido día tras día lo que nos hacia sentir bien y ha dejado en el exterior la cara que era aceptada por nuestro entorno.  Y esa parte nos llama a gritos, pero… Como no nos han enseñado a escuchar esa voz interior, nos pasamos la vida buscado fuera de nosotros lo que ha estado siempre en nuestro interior.

Y una de las maneras típicas de buscar nuestra “sombra” es proyectándola hacia los demás: amigos, pandillas, clubes de todo tipo, religiones. Y la que más hondo toca nuestras emociones… ¡LA PAREJA! ¿pero como podemos querer a alguien fuera de nosotros si aun no hemos aprendido a querernos ni a conocernos a nosotros mismos?

Para empezar, vamos a trabajar en el autoconocimiento, y en el amor a uno mismo. Y a ese amor voy a dedicar esta sección que hoy empieza. A la necesidad de completar la “naranja” que somos en lugar de seguir buscando fuera, en lugar de crearnos expectativas basadas en el descubrimiento del conocimiento subconsciente que tenemos de nosotros mismos. Para descubrir finalmente que esa persona no era realmente lo que estábamos buscando.

Las parejas, que es en lo que habitualmente pensamos cuando se habla de “problemas de amor” tienen que estar compuestas por individuos completos que quieran compartir una parte de su camino. Es bonito escuchar “te necesito” Pero si se basan en la necesidad, ocurrirá siempre una de dos… Cuando esa necesidad esté cubierta, ya no será necesaria la otra persona. O si nunca queda cubierta plenamente será una relación de dependencia. ¿Cuando quieres empezar?

Continuemos…

¿Quieres cambiar algo en tu vida?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s